El tiempo por Tutiempo.net

Desde hoy la parada de taxis en el Aeroparque Jorge Newbery tendrá una tarifa prefijada mediante un sistema de tótems donde el usuario especificará los destinos, cantidad de maletas y de pasajeros.

Llegas de un largo viaje en avión, desembarcas en el Aeroparque Jorge Newbery con todos los contratiempos que pueda generar el arribo del avión, salís afuera a tomar un taxi y te encontras a una persona que decide que taxi tenés que tomarte y no le permiten a otros vehículos acercarse a esa zona. Apenas para, la bandera ya está abajo y te están cobrando por el simple hecho de cargar las maletas, das la dirección y el buen hombre empieza a conducir dándote un hermoso recorrido por la Ciudad, si es que sos un turista y no le hablas para hacerle notar que vivís ahí y ya conoces el recorrido que tiene que hacer… En resumidas cuentas terminas pagando el doble o el triple de lo que realmente hubiera salido el viaje si tomabas otro taxi.
Esta conocida “Mafia de los Taxis” está hace años tanto en el Aeroparque Jorge Newbery como en el Aeropuerto de Ezeiza, Buquebús y en la Terminal de Ómnibus de Retiro. Es por eso que mediante la Resolución 1000/2018, publicada en el Boletín Oficial en el día de ayer, el Ministerio de Transporte de la Nación junto al Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires tomaron cartas en el asunto y pusieron en marcha el proyecto que busca regular las paradas de taxis y mejorar la experiencia del usuario mediante una tarifa prefijada.
El Aeroparque Jorge Newbery es el primero en inaugurar este sistema, mientras que en las demás terminales el sistema se irá extendiendo a lo largo de este mes.
Este nuevo sistema que empezó a regir desde el día de hoy consiste en que los pasajeros se acerquen a las máquinas, denominadas “Totem”, dónde deberán especificar la o las paradas que quieren realizar hasta llegar a destino, cuantos bolsos llevan consigo y la cantidad de pasajeros.
Primero el usuario deberá colocar la dirección a donde se dirige, teniendo la posibilidad de seleccionar hasta tres paradas, siendo la tercera su destino final.
Luego tendrá que poner la cantidad de bolsos que corresponderá cargar en el taxi, cobrándose hasta 5 fichas reloj por cada bulto adicional.
Después se deberá seleccionar la cantidad de pasajeros que se subirán al taxis y finalmente se retiran dos tickets (uno para el taxista y otro para el pasajero como comprobante) con toda la información que se le deberá presentar al taxista para iniciar con el recorrido.
Con este nuevo sistema el costo del viaje no se regirá más con el taxímetro que medía el tiempo y la distancia, sino que desde ahora el tótem será quien especifique el monto total mediante la suma de la bajada de bandera (10 fichas reloj), el bulto adicional (5 fichas reloj) y una fórmula que calcula la distancia en kilómetros a recorrer y la cantidad de paradas.
En el caso de que existan peajes durante el recorrido, el pasajero será el encargado de pagarlos y no se incluirán en la tarifa declarada en el ticket.
Además, así como sucede con el taxímetro que aumenta su valor en la franja nocturna, las tarifas prefijadas incrementan en un 20% adicional sobre el valor de la ficha del reloj cuando los viajes se llevan a cabo en el horario nocturno entre las 22 y las 6 de la mañana.
Una vez que el viaje llega a su fin el pasajero tiene la opción de abonar el viaje con efectivo o tarjeta, gracias a una nueva ley aprobada a fines del año pasado (6 de Diciembre) por la Legislatura porteña que obliga a los taxistas a usar un posnet y una aplicación digital para recibir los pedidos por parte de los usuarios.
“La iniciativa surge de la mano del plan de modernización que estamos haciendo en aeropuertos de todo el país. El principal objetivo es mejorar la calidad en la experiencia de viaje de los usuarios de transporte y de los turistas y terminar con la discrecionalidad”, explicó el ministro de Transporte de la Nación, Guillermo Dietrich.
Por otro lado, varios taxistas se mostraron disconformes con este modus operandi alegando que “nunca nos opusimos a los totems, al contrario, pero planteamos una cuestión de fondo. No tienen en cuenta la Ley 3.622 de la Ciudad, que establece el cálculo del viaje de los autos con taxímetro. Es un cálculo que se hace teniendo en cuenta la bajada de bandera, la distancia recorrida y el tiempo del viaje”, detalló Alberto Rodriguez, titular de la Asociación Taxistas de Capital, a Perfil.
Este nuevo proyecto es posible debido a una mejora que se realizó en la playa de taxis que incluye un cordón doble que separa el carril de los taxis habilitados y los que ya están en circulación y una barrera electrónica que, sincronizada con una cámara lectora de patentes, identifica al taxi y verifica que tenga toda la documentación al día. Hasta hace no mucho solo 130 taxis ingresaban diariamente a esa zona, pero tras las nuevas medidas de control y seguridad esa cifra llegó en promedio a 800 taxis por día.

Estadísticas

1640218
Hoy:
Este Mes:
805
48839

22-05-2019