El tiempo por Tutiempo.net

El Gobierno porteño presentó en el día de ayer el nuevo sistema de video vigilancia que funciona actualmente en 51 colectivos de la ciudad, se espera conectar más de 16.000 cámaras para fines del 2018.

La inseguridad en los colectivos es muy frecuente, obligando al pasajero a estar muy atento del entorno, mantener su mochila vigilada, el celular bien sujeto y en el caso de los choferes a no parar en ciertas paradas por miedo a que pase algo.
Muchas fueron las marchas y los paros que se hicieron por parte de distintas líneas de colectivos para que se llegue a una solución urgente, es por eso que el Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires implementó un sistema de video vigilancia para dar una mayor seguridad en el transporte público.
Son 4 cámaras que son monitoreadas, desde una central, y graban constantemente lo que ocurre dentro y fuera de la formación: la primera de ellas se encuentra al frente para monitorear el tránsito y el recorrido que hace el colectivo; la segunda se encuentra enfocada a la puerta delantera; la tercera se encuentra a mitad a la mitad, mientras que la última está al fondo, ambas encargándose de grabar las entradas del medio o trasera según corresponda al diseño del vehículo.
Uno de los principios importantes de las cámaras es la persuasión y la prevención al delito, para lograr eso decidieron colocar un monitor para que el mismo pasajero se vea entrando al colectivo y sepa desde un principio que está siendo grabado. “Las cámaras funcionarán como un elemento disuasivo en el accionar de los delincuentes. El delito tiene un factor psicológico en el anonimato. No habrá anonimato. Todos los pasajeros quedarán filmados”, explicó el secretario de Seguridad de la Nación, Eugenio Burzaco.
Todas las cámaras se encontrarán conectadas por 4G a la Central de Monitoreo de la Ciudad y de la Provincia y, en caso de que haya algún hecho de inseguridad, se emitirá una alerta al centro de control para que las fuerzas de seguridad puedan actuar inmediatamente. A su vez, los equipos permitirán monitorear si el colectivo hizo algún desvío en su recorrido o si circula a una velocidad inapropiada, en caso de ser así se activará una alarma para que se le preste atención de forma inmediata a esa unidad y ver qué ocurre en tiempo real.
El chofer siempre es uno de los más damnificados al momento de un robo, se encuentra totalmente expuesto, motivo por el cuál ahora tendrá comunicación constante con la cabecera de su línea.
Para que sirvan como prueba en el caso de que haya un delito o un accidente, las grabaciones de las cámaras se guardan automáticamente y se conservan durante un período de 30 días. De esta forma se busca un mayor control y seguridad para los 10.000.000 de pasajeros que utilizan por día el transporte público.
Hasta ahora el proyecto comenzó a ser implementado en las líneas 23 (Retiro – Villa Soldati) y 101 (que recorre los barrios de Retiro, Recoleta, Plaza Miserere, Barrio Samoré, Puente la Noria e Ingeniero Budge), son un total de 204 cámaras distribuidas en 51 formaciones.
El proyecto tiene un costo estimado de US$ 133.000.000 y desde el mes de Agosto comenzará la instalación de las primeras 1000 cámaras en varias líneas que recorren la Ciudad y la Provincia de Buenos Aires. Las líneas que se intervendrán son la 7, 10, 23, 26, 42, 44, 45, 50, 59, 70, 76, 101, 135, 150, 165 y 166. Estiman que para fines del 2018 sean 19.000 las unidades que circulen con este nuevo sistema de seguridad.
Para lograr la puesta en marcha de este proyecto se requirió que los ministerios de Transporte de la Nación, Transporte de la Ciudad de Buenos Aires, Seguridad de la Nación y Justicia y Seguridad de la Ciudad de Buenos Aires trabajen de forma conjunta.

El ministro de Transporte de la Nación, Guillermo Dietrich destacó que “el colectivo es el único medio de transporte que circula las 24 horas” y que durante la noche y los fines de semana su circulación es menor “porque hay menos pasajeros”, esto llevó a la implementación de un sistema de gestión predictivo que le permitirá a los vecinos estar informados desde su celular sobre la demora que tiene el colectivo. Algunas líneas como el 71 ya la vienen usando y le permite al usuario saber en tiempo real cuanto falta para que llegue a la parada. Esto brinda mayor seguridad y tranquilidad al usuario que a veces tiene que esperar durante largos minutos, incluso horas, sin saber en qué momento puede aparecer el bendito. (Hasta que eso ocurra, sigamos recurriendo a las cábalas como rezar, rogar, pararnos o apoyarnos de cierta manera o sentarnos y guiarnos por cómo se mueven las demás personas para levantarnos en el momento que realmente venga el bondi).

Estadísticas

666093
Hoy:
Este Mes:
658
40530

23-10-2017