El tiempo por Tutiempo.net

El Gobierno porteño realizará una puesta en valor a la icónica Plaza de Mayo, buscando recuperar el espíritu y esplendor de la zona y mejorar la calidad de vida de los vecinos con un espacio público más amigable.

El Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires, mediante el Ministerio de Ambiente y Espacio Público, empezó la puesta en valor de la icónica Plaza de Mayo, fundada en el año 1884. Es en el marco de las obras que se vienen realizando en el Eje Cívico, que comprende todo el largo del corredor o eje (propiamente dicho) que es la Av. De Mayo, teniendo en sus extremos los dos espacios verdes más importantes que son la Plaza de Mayo en el extremo sur y la Plaza del Congreso en el extremo norte.
La principal característica de la Plaza de Mayo es la posibilidad que le da al vecino de observar tres de los edificios más importantes de la Ciudad, estos son: el Cabildo de Buenos Aires, la reconocida Casa Rosada y el imponente Congreso de la Nación.
Esta iniciativa busca recobrar el perdido espíritu y esplendor de la zona, mejorando la calidad de vida de los vecinos y turistas con un espacio público más amigable, transitable y que permita disfrutar de los atractivos que otorga este lugar tan importante.
Una puesta en valor tiene siempre el objetivo de resaltar las características y permitir un óptimo aprovechamiento del lugar sin que pierda su esencia, es aquí donde destacar lugares emblemáticos de la Ciudad se vuelve en una tarea imprescindible para los argentinos con el solo objeto de mantener viva nuestra historia.
“Esta plaza es uno de los puntos de encuentro más emblemáticos de la Argentina, es la plaza más antigua e importante de la Ciudad, que nos vio crecer como país y que habla por nosotros al mundo entero” recordó el ministro de Ambiente y Espacio Público de la Ciudad, Eduardo Macchiavelli.
Antes de comenzar las obras se realizó un estudio exhaustivo de la historia de la Plaza de Mayo, teniendo en cuenta las distintas transformaciones sufridas a lo largo del tiempo, incluyendo el estado actual de la misma. No se dejó tampoco en duda durante la propuesta que la Plaza de Mayo es un lugar por excelencia para la realización de actos cívicos y su importancia como centro turístico y uso cotidiano.
Es por lo antes dicho que la idea principal es mantener los vestigios de la traza original, donde el eje central estaba despejado atravesando tres espacios circulares cercados por grandes canteros verdes que contienen cada uno de ellos una fuente ornamental.
Para la puesta en marcha del trabajo se escatimó un presupuesto de $43.792.575 y se estipuló que sería reinaugurada a fines del primer cuatrimestre del 2018.

Entre las remodelaciones que se harían se puede destacar:
La ampliación de las superficies de reunión y encuentro, conectadas por medio del eje central.
El ensanchamiento de las veredas y senderos peatonales, obteniendo así dos carriles vehiculares de cada lado de la Avenida Hipólito Yrigoyen y Av. Rivadavia, lo que ocasiona un aumento de la superficie general de la plaza, sin afectar las proporciones de superficie verde con respecto a la superficie seca. Esto también influye en un incremento de la superficie verde y de especies arbóreas.
El aumento de 730 m2 de espacios verdes en la Plaza de Mayo y 450 m2 en el entorno a la Casa Rosada. Otorgándole a la Plaza de Mayo un total de con 7600 m2 de espacios verdes totales y 450 m2 para la Casa Rosada.
Recuperar el proyecto original de la Plaza con sus fuentes ornamentales dentro de los canteros ubicados en los laterales parquizados.
Se instalarán luces en el piso que ofrecerán una mayor iluminación y demarcación de los senderos.
Nueva plantación con doble alineación de árboles sobre las veredas.
Al ampliarse la vereda de la Av. Hipólito Irigoyen se continuará la línea nueva del proyecto de Plaza de Mayo, con un cantero elevado.
En una de las aristas de la Casa Rosada, se previó un cantero con plantas de floración destacada.
Los canteros generarán zonas estancas con bancos y un ritmo a lo largo del recorrido acentuado por la iluminación del solado.
Se plantarán grupos de pequeños árboles que remarcan la geometría quebrada a su vez dan escala peatonal.
Las palmeras se incorporaran como elementos puntuales columnares y de altura a escala urbana.
En los extremos se remata con árboles de mayor magnitud similares a proyecto plaza de Mayo.

Estadísticas

782205
Hoy:
Este Mes:
1024
41216

17-12-2017