El tiempo por Tutiempo.net

Según la Secretaría de Transporte, durante el segundo semestre arrancará un plan para poner en la Av. del Libertador semáforos que cambiarán su frecuencia dependiendo de cuán cargado este el tráfico.

En la Ciudad de Buenos Aires es normal que el tráfico de un momento a otro colapse por la gran cantidad de automóviles que circulan por las avenidas, eso sin contar las marchas, cortes, accidentes e imprevistos que pueden aparecer a lo largo de la jornada.
Es por tal motivo que la Secretaría de Transporte de la Ciudad anunció que instalarán semáforos inteligentes que cambiarán su frecuencia dependiendo de cuán cargado se encuentre el tránsito en la Ciudad.
La iniciativa tomará lugar a partir del segundo semestre, comenzando por la Avenida del Libertador y extendiéndose posteriormente a otras avenidas de gran caudal de automóviles como lo son Corrientes, Rivadavia, Pueyrredón e Independencia.
Hasta ahora, los semáforos cambiaban su frecuencia dependiendo del horario y si era feriado o día hábil, sin tener en cuenta que haya embotellamientos por cualquier evento inesperado que ocurra. Con esta iniciativa, cada semáforo tendrá un sensor y en el momento en que detecte mucho tráfico, el sensor determinará un nuevo ciclo en tiempo real para que todos los semáforos de esa avenida logren descomprimirla.
La prueba piloto comenzará en el segundo semestre con la instalación de varios semáforos adaptativos a lo largo de la Av. del Libertador, en ambos sentidos, desde la bajada de General Paz hasta el Monumental. Se estima que, incluyendo a las otras avenidas donde se llevará a cabo este plan debido a su alto caudal vehicular, se instalarán entre 200 y 300 semáforos adaptativos.
La administración de toda la red se encontrará coordinada en el Centro de Gestión y Movilidad, que será inaugurado recién en el mes de Abril en Parque Patricios, entre las calles Pedro Chutro y Zavaleta. Allí se centralizará el monitoreo de tránsito de toda la Ciudad con el fin de planificar diversos perfiles de semáforos acorde a las situaciones que se van presentando, distribuyendo a su vez esa información a los vecinos para que puedan organizar sus viajes según el estado del tráfico en tiempo real.
En el marco de esta iniciativa se procederá a instalar más semáforos, sensores, cámaras y carteles de leyenda variable en accesos y puntos estratégicos de la Ciudad. Ubicando de este modo a la Ciudad de Buenos Aires junto a otras ciudades del mundo que ya usan este sistema, como Berlín, Londres y Santiago de Chile.
Actualmente, el 20% de los semáforos de la Ciudad solo se pueden reparar de forma manual y todo inconveniente que tengan se hace saber con el reclamo de los vecinos; mientras que un el otro 80% de los semáforos están centralizados, permitiendo de este modo detectar a distancia cualquier desperfecto técnico. Según el Gobierno de la Ciudad, se espera que para el 2019 el 100% de los semáforos se encuentren comprendidos por una misma red, lo que desembocaría en una rápida respuesta a la hora de detectar algún problema como también volver factible el plan de semáforos adaptativos.
Enmarcada en el nuevo Plan de Modernización del Sistema de Señalización Luminosa, que comenzará a implementarse a mediados del 2018 y se desarrollaría a lo largo de 5 años, la medida tiene como fin sumar 400 sensores, 122 cámaras de monitoreo y 26 carteles de leyenda variable, habiendo en este momento instalados 80 sensores, 2.200 cámaras y 50 carteles. Sin olvidarnos de la creación del Centro de Gestión de Movilidad y la renovación de contratos de licitación para mantenimiento y obras.
La Ciudad de Buenos Aires es una de las que más cruces con semáforos tiene por habitantes, algo así como un semáforo cada 757 vecinos. Es por eso que que para un mayor control se dividiría en tres áreas de control, cada una con una misma cantidad de semáforos y trazas importantes completas que aseguren su coordinación. Estás serían: Sur, Norte y Macrocentro.

Estadísticas

1188633
Hoy:
Este Mes:
1284
25658

19-09-2018