El tiempo por Tutiempo.net

Siendo el equipo más goleador y menos goleado del torneo, Boca se consagró Campeón de la Superliga Argentina tras empatar 2 a 2 contra Gimnasia que no le quería dar el triunfo tan fácil.

Larga y dura fue la pendiente que recorrió el Xeneize para llegar a la estrella que ahora acompañará a las otras 66 (una por cada título) que posee su escudo. Con goles de Pablo Javier Pérez y Ramón Ábila, el equipo de Boca Juniors supo mantenerse contra un rival que no daba tregua y minuto a minuto hacía sudar la gota gorda a la tribuna.
El partido que se llevó a cabo a las 19:15 en el Estadio Juan Carmelo Zerillo de la Plata, también conocido como El Bosque, comenzó y a los 12 minutos un gol a favor del visitante daba un buen panorama para el campeón. Un centro, una bajada y pase hacia el punto de penal y el remate cruzado de Pablo Pérez contra el palo, imposible de detener para el arquero, hizo estremecer a una tribuna ansiosa por festejar un nuevo título.
Pasaron 33 minutos del primer tiempo y Gimnasia demostró también sus ansias de ganar al cometer su primer gol de la mano del pescador Nicolás Colazo que supo cambiar el curso de la pelota para dentro del arco durante el corner.
Comenzó el segundo tiempo y Boca no se hizo rogar, a los 11 minutos Pablo Pérez logra un despeje hacia adelante que termina recibiendo Manuel Guanini seguido por Wanchope Ábila, siendo este último quién, aprovechando el descuido del defensor de Gimnasia, pudo hacerse con la pelota y definir sin ningún problema.
La tribuna del Xeneize era puro festejo, faltando solo 10 minutos para que termine el partido, con dos goles a favor y uno en contra nada podía malir sal… Pero, como si el segundo tiempo fuera un calco del primero, por unos minutos de diferencia, Gimansia logró empatar el partido con un disparo de Brahian Alemán desde afuera del área, dejando no solo al arquero desconcertado, sino a toda la tribuna de Boca que no pudo volver a respirar hasta que se dio el pitido final.
A pesar de las idas y vueltas, partidos perdidos y un Godoy Cruz que seguía muy de cerca la posibilidad de robarse la copa, el equipo de Guillermo Barros Schelotto consiguió superar los obstáculos y ganar por segundo vez consecutiva la Superliga Argentina, coronándose como bicampeón y sumar su estrella número 67.


Estadísticas

1194328
Hoy:
Este Mes:
750
31353

23-09-2018