El tiempo por Tutiempo.net

El mítico juego Counter-Strike cumple 20 años y aún hoy en día sigue siendo uno de los 5 juegos más populares en los eSports, tan solo el año se entregaron 22,47 millones de dólares en premio.

A finales de los 90` y comienzos del 2000 los cibercafés estaban en su auge, comprar una computadora no era nada barato y solo algunas personas sabían cómo armarlas, era más barato pagar unas cuantas horas en un cibercafé que juntar la plata.
Los famosos ciber empezaron siendo un lugar donde se podían chequear los mails, visitar páginas de internet y escribir e imprimir lo que fuera necesario. Pero poco a poco empezó a llamar la atención de un público más joven que visitaba estos lugares para divertirse o matar el tiempo.
Los cibers empezaron a poner juegos de todo tipo, desde crear tu propio imperio y atacar al resto de ciudades, hasta recorrer una ciudad en un auto mientras disparabas a través de la ventanilla del vehículo. Entre todos esos juegos se destaca el Counter-Strike al punto de crearse torneos dentro de los mismos ciber donde los jóvenes y no tan jóvenes se enfrentaban en equipos.
¿Pero qué es el Counter-Strike? Es un juego bastante simple, son dos equipos de 5 integrantes cada uno: terroristas y antiterroristas. El objetivo común de ambos equipos es eliminar a todo el equipo contrario, sino para ganar cada bando tiene que llevar a cabo ciertas tareas: Mientras que los terroristas tienen que plantar una bomba y custodiar rehenes, los antiterroristas tienen que salvar a los rehenes, evitar que los terroristas coloquen la bomba o desactivarla en el caso de que haya sido colocada.
La particularidad de este juego, es que a diferencia de la mayoría que había en esa época, los jugadores podían acceder a todas las armas disponibles sin usar ningún truco, solo necesitas plata para comprar el arma que queres usar y listo.
Las partidas podían llegar a durar horas, pero cada ronda duraba 2 minutos, haciendo de este un juego perfecto para aprovechar al máximo el tiempo en el ciber. El cibercafé te daba la posibilidad de estar allí una hora, más de una hora o tan solo 30 minutos que era suficiente para sacarte las ganas, siendo el Counter la mejor opción para aprovechar esos 30 minutos. Además, estaba la posibilidad de jugar tanto en internet con personas de todo el mundo como de forma local con tus amigos o cualquiera que estuvieran dentro del ciber y se uniera a la partida.
No había límite de jugadores, podían ser 5 vs 5, 15 vs 15 o simplemente 1 vs 1, siendo esta última una opción incluso para resolver conflictos fuera del juego. En definitiva, jugar al Counter-Strike en un ciber era como jugar un picadito en la calle con cualquiera que quisiera sumarse, manteniendo esa idea de que cada picadito era un mundial de fútbol.

El Counter-Strike empezó a ver la luz de la mano de los diseñadores Minh “Gooseman” Le y Jess Cliffe. Ambos trabajaban en el desarrollo del Quake ll, pero al momento de iniciar el proyecto apareció el juego Half-Life que trajo un nuevo motor de diseño con mapas, decorados, personajes, etc.
El 18 de junio de 1999 el juego nace y a medida que se vuelve famoso, Gooseman y Cliffe corrigen los distintos errores que van surgiendo y ponen en práctica ideas que los mismos jugadores pedían. Las actualizaciones a veces no llegaban a durar ni dos días que ya eran modificadas nuevamente, así hasta el 8 de noviembre del 2000 los editores del Half-Life, mejor conocidos como Valve, reclutan a los diseñadores y el Counter-Strike empieza a ser distribuido como un mod (extensión) del Half-Life. Si alguien instalaba una copia del Half-Life, ya sea gratuita o pirata, si instalaba también el Counter.
El tiempo pasó, las computadoras comenzaron a tener un papel importante en los hogares y los cibers empezaron a desaparecer, pero el Counter no se fue. A medida que internet crecía, mayor era la cantidad de jugadores que jugaban de forma online, siendo así que en el 2001 ya había torneos en distintos países de Europa patrocinados por grandes empresas, llegando hasta Estados Unidos donde los premios rondaban los 150 mil dólares.
El Counter fue evolucionando hasta llegar a su actualización máxima, la versión 1.6 que es la que aún hoy en día se juega. A pesar de que en el 2004 salieron dos versiones distintas, el Counter-Strike: Condition Zero, que le permitía al jugador ponerse en la piel de un antiterrorista y jugar un modo historia, y el Counter-Strike: Source, que mejoraba notablemente los gráficos de la versión normal y contenía algunos mapas adicionales, el Counter 1.6 siguió siendo el preferido debido a que no era necesario tener una computadora muy potente para jugarlo.
Finalmente en el 2012 salió el Counter-Strike: Global Offensive, CS: GO. Esta nueva versión mejorada rescata los mapas de sus antecesores, mejora notablemente los detalles y texturas del juego e incluye una particularidad que logró que el juego fuera más interesante -armas personalizadas- el jugador puede comprar un arma con algún color o detalle que le guste y usarla en el juego, incluso ponerle “pegatinas” (stickers) para decorarlas.
A la fecha, esta última versión se encuentra entre los 5 juegos más jugados a nivel mundial y solamente el año pasado se repartió 22,47 millones de dólares en premio en los eSports. Ese año el CS: GO fue el segundo juego que más plata entrego en torneos, pero el primer puesto se lo llevó el DOTA 2 con la irrisoria suma de 41,26 millones de dólares repartidos en premio durante el 2018.

Estadísticas

1773865
Hoy:
Este Mes:
1266
47355

20-07-2019