El tiempo por Tutiempo.net

La Legislatura Porteña aprobó el Proyecto de Ley presentado por el Ministerio de Ambiente y Espacio Público.

Se aprobó en la Legislatura Porteña un nuevo proyecto para la manipulación de pilas en desuso, presentado por el Ministerio de Ambiente y Espacio Público a través de la Agencia de Protección Ambiental (APRA).
Esta Ley tiene como objetivo la descontaminación ambiental, ya que las pilas en desuso son “Residuos Sólidos Urbanos Sujetos a Manejo Especial” por su peligrosidad y toxicidad, por lo que se deben tratar de modo diferente al resto de los “Residuos Sólidos Urbanos”,según el Plan de Gestión Ambiental de Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires.
Al mismo tiempo que se trata de preservar el medio ambiente y la salud de los ciudadanos informando al vecino, respecto al daño que estos desechos pueden causar en su salud, se trata de incentivar el consumo responsable y la economía, recuperar los componentes de las pilas con la mejor tecnología, y crear un método de gestión de pilas en desuso de acuerdo a las Leyes Nacionales Nº 25.916 y Nº 1.854.
Esta Ley se enfoca en dos puntos principales, que son:
-Responsabilidad Extendida del Productor: Es decir que todo el que comercialice pilas y baterías será responsable de la etapa “post consumo” de las mismas.
- Mejor tecnología disponible para la recuperación, reciclado, tratamiento y disposición final: La gestión del material luego de su vida útil deberá llevarse a cabo utilizando la mejor tecnología posible para la protección ambiental.
En esta Ley están consideradas las pilas AA, AAA, AAAA, C, D, N, prismáticas 9V, y pilas botón, y están involucrados los productores, importadores y distribuidores que comercialicen este material en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires.
Los porcentajes de pilas en desuso que son recolectadas está distribuido entre el 69% del tipo primarias, que incluyen el 1,69% de pilas botón; y las pilas recargables AA y AAA constituyen el 6,28% de las pilas y baterías clasificadas.
En el país hay más de 40 importadores entre los que Energizar, Newsan (Duracell) y Rayovac, poseen el 90% de la importación de pilas alcalinas. La cantidad de pilas importadas anualmente es de 200 millones, de los cuales sólo en CABA se consumen 19 millones, equivalentes a 500 toneladas. Las pilas primarias constituyen el 40%, y las recargables utilizadas generalmente en cámaras, celulares o computadoras, son el 60% restante.
En la Ciudad de Buenos Aires, se recolectan 323 kg por día, que suman 117 toneladas por año entre pilas y baterías usadas.
Entre las obligaciones de esta nueva Ley vemos que:
-Todo el que comercialice el material es responsable de la etapa “post consumo”.
-Los importadores o productores de pilas deberán: Presentar ante la Autoridad de la Aplicación, un plan en cuanto a la recolección, transporte y tratamiento de los residuos, de acuerdo a la protección de la salud.
-Presentar la documentación solicitada por la Autoridad de Aplicación.
-Utilizar los mejores métodos para la gestión de las pilas en desuso.
-Difundir a los consumidores acerca del Plan de Gestión Ambiental de Pilas en Desuso.
Los distribuidores que pongan las pilas a la venta deberán:
-Comercializar pilas comunes y con acumuladores, que sean los entregados solo por productores o importadores que cumplan con las disposiciones de ésta ley.
-Deberán colocar lugares específicos para la recolección de pilas en desuso, en los locales donde se expendan las mismas.
El Ministro de Ambiente y Espacio Público de la Ciudad, Sr. Eduardo Macchiavelli, expresó al respecto de esta Ley: “Era necesario tener una legislación que regule la disposición de las pilas en desuso. Esta ley es un paso importante para seguir avanzando en mejorar nuestro entorno, acercándonos a lograr una Ciudad cada vez más verde y sustentable”.


Estadísticas

1194929
Hoy:
Este Mes:
1351
31954

23-09-2018