El tiempo por Tutiempo.net

El jefe de Gobierno presentó a la primera mujer chofer del SAME, Paola Garbalena, quien de ahora en más, junto a otros 589 conductores, brindará un servicio de calidad con vehículos de alta complejidad.

El pasado martes 15 de Enero, el jefe de Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires, Horacio Rodríguez Larreta, junto al jefe de Gabinete porteño, Felipe Miguel, la ministra de Salud, Ana María Bou Pérez, y el titular del SAME, Alberto Crescenti, presentaron a la que va a la primera mujer chofer del Sistema de Atención Médica de Emergencias (SAME) que se sumará al equipo.
Paola Garbalena, con 40 años y madre de una niña, se convirtió en la primera mujer en formar parte del servicio del SAME que cuenta con 589 conductores varones. Todos los conductores de ambulancia, incluida Paola, están capacitados y disponen de un equipamiento avanzado para otorgar un servicio de calidad.
“Que el SAME incorpore a una mujer como conductora, cuando la tradición indicaba que eran todos hombres, muestra que en realidad no hay trabajos para mujeres y trabajos para hombres: hay trabajos”, resaltó Larreta.
“Es un paso más, una medida concreta como muchas que estamos tomando para promover la igualdad de género en la Ciudad, en el trabajo”, haciendo hincapié también en que “ya tenemos 30 conductoras en el Subte y estamos promocionando cada vez a más conductoras de taxi”.
Entre las labores que tienen los choferes, además de conducir las ambulancias, podemos destacar el trabajo que para controlar el equipamiento y su funcionalidad a diario, mantener las condiciones de transitabilidad y auxiliar con la atención inicial del paciente.
Cada ambulancia cuenta con doble cabina, sistema de comunicación y banderas de triage para categorizar a los heridos según su gravedad. Sin olvidarnos de todos los elementos imprescindibles para asistir al paciente como tabla, cuello, férulas, chalecos de extricación y desfibrilador a paleta, camillas automatizadas con carga directa al piso, iluminación led, asientos plegables, ocho anaqueles destinados a traumas, paros, partos y quemaduras y oxígeno con capacidad para tres pacientes en simultáneo.
En el caso de los pacientes más graves, los médicos cuentan en el vehículo con una mochila equipada con oxígeno, medicamentos, desfibrilador automático, equipo de detección de intoxicación y collares cervicales.
Las ambulancias son monitoreadas constantemente mediante la incorporación reciente de un Videowall en su base operativa, el cual consta de 36 pantallas de 47 pulgadas con displays profesionales Samsung y mide unos 6 metros de largo por 3,5 metros de alto. Esto permite ver hasta 36 imágenes en simultáneo y, gracias al sistema de GPS, situar la ubicación exacta de cada unidad.
Paola reconoció que “el cambio es muy grande y la responsabilidad también” y agradeció a sus compañeros que le “dieron una ayuda terrible y la repercusión fue demasiado buena. La aceptación y las felicitaciones son constantes”.

Estadísticas

1574663
Hoy:
Este Mes:
851
50680

23-04-2019