El tiempo por Tutiempo.net

La Asociación de Comerciantes de Villa Urquiza realizó el pasado jueves una reunión de emergencia por los acontecimientos del lunes, durante la charla cada comerciante contó su propia experiencia.

Tras las elecciones del domingo, la mañana del lunes no solo fue una corrida bancaria y el susto de los vecinos por un posible corralito, también fue un momento desesperante para todos los comerciantes de los distintos barrios porteños.
En consecuencia a lo ocurrido la ACVU (Asociación de Comerciantes de Villa Urquiza) realizó una reunión de emergencia en su sede, Avenida Congreso 4977, a la que participaron comerciantes de la zona, representantes de otras asociaciones y un economista que dio una charla sobre los distintos factores que intervinieron en el desastre económico del lunes.
Cada comerciante allí presente habló de su propia experiencia, pero el discurso era prácticamente el mismo. Llegaron temprano al local para esperar al camión con mercadería, el distribuidor llegó, empezó a bajar el producto, recibió un llamado y de golpe toda la mercadería terminó de nuevo arriba del camión con el conductor llevándosela. Pero la historia no terminaba ahí, a las 10 de la mañana, con un dólar a $58 al comerciante le pasaban un precio sobre los productos que le estarían brindando, pero a la hora, cuando estaba en $62 el dólar, le pasaron otro precio y la noticia de que recién a la tarde estarían recibiendo la mercadería, mientras que otros ni siquiera tuvieron esa posibilidad y no fue hasta el martes o miércoles que pudieron stockear sus góndolas.
Para tener una mejor perspectiva sobre estos sucesos, a la reunión estuvo invitado Lucas Gobbo, economista e integrante de la Asociación 2 de Octubre, quién explicó distintos factores que intervinieron para que el dólar subiera como subió:
La primera es la libre circulación de capitales que se implementó durante el 2016 mediante las Lebacs que invitaban a “capitales golondrinas”, capitales extranjeros que invertían en Argentina, no en la producción sino simplemente en una letra del Banco Central que después se podía llevar cuando ese rendimiento le fuera suficiente.
Tras la corrida del año pasado las Lebacs se transformaron en LELIQs, estas letras solo la pueden comprar los bancos y hasta ahora el stock de LELIQs alcanzó la suma de 1,3 millones de pesos, este monto es casi el mismo de la base monetaria que hay en toda la Argentina. Estas letras generan un gasto del 75% del interés anual para el Banco Central, casi unos $705 mil millones.
Teniendo todo esto en cuenta, volvemos al lunes, fecha en que se tenían que renovar las LELIQs y que, en vez de renovarse los $250 mil millones de pesos en estas letras, no se renovaron $160 mil millones.
El FMI por su parte durante estos 4 años ayudó a que la Argentina no cayera en un Default, pero para eso se tuvieron que desembolsar $40 mil millones de dólares que provocaron la imposibilidad para el próximo gobierno de pagar ese préstamo que ya alcanzó los $180 mil millones dólares. Esto provoca una incertidumbre en el mercado que no sabe qué va a pasar a futuro, ya que del Default nos salvó el FMI pero ahora no hay ningún sustento.
Con estas bases, el último punto a discutir sobre las causas de la corrida fue que el mercado “demostró o quiso hacer demostrar que no le gusta Alberto Fernández”.
Tras esta charla Julio Haddad, secretario de la ACVU, tomó la palabra y puso sobre la mesa el proyecto de ley que declara “el estado de emergencia” para los comerciantes. Se mencionaron varios puntos de la misma y los distintos comerciantes brindaron su punto de vista y qué debería decir la misma.

Estadísticas

1948970
Hoy:
Este Mes:
668
53306

18-09-2019