El tiempo por Tutiempo.net

Si bien la Guerra de Malvinas nos ha marcado a fuego en nuestros corazones, nos ha dejado como Legado, el Nacimiento de los nuevos grandes Héroes, que el mismo Gral. Don Manuel Belgrano, seguramente desde el cielo, los aplaudió de pie.

Son aquellos que nacieron un 2 de abril de 1982, que lo dieron todo, con un valor incalculable de coraje, heroísmo, valentía, osadía, lealtad, sin medir los miedos de perder hasta su propia vida, al intentar salvar la de aquel hermano herido, defendiendo con Honor hasta el último aliento, frente al congelado frío y el agua nieve de las trincheras, de la turba malvinera. Porque a pesar de todo, como en todas las situaciones extremas, prevalece el amor al prójimo, y los más grandes actos heróicos. El permanecer al lado, prevalecer inmóvil, en silencio, sublime, quieto, el corazón latiendo, helado y caliente, cuidando de su camarada que estaba desangrándose en su trinchera o en el campo de fuego. Aún sin las armas necesarias y sabiendo que hasta se podriá perder hasta la propia vida, para intentar salvarlo. Afortunadamente nombres hay muchos como historias para contar. La de nuestros hermanos que no abandonaron, que no claudicaron, sin municiones, sin tecnología, en muchos casos, sin balas en otros, pero con una escala humana de valores e ideales profundos.
El 14 de junio de 1982, se produciría el cese del fuego y de las hostilidades, en una batalla “desigual”, pero enfrentada de “igual a igual”. Estábamos combatiendo nuevamente frente a una de las primeras potencias del mundo, otra vez más en la historia, en la cual, en todo momento, nuestros soldados supieron ser grandes Hombres, mostrando en demasía los valores de un “BELGRANO". Ese “Grande” , el mismo que a partir de 1806, era forjador de nuestra Independencia, para dejarnos un país soberano y libre de toda dominación extranjera. El mismo que junto al Gral. “San Martín” luchaba, uno en el Norte y el otro en los Andes, acompañado por un pueblo que supo estar a la altura de sus líderes ejemplificadores. El que se destacó por ser portador de una de las características humanas únicas, sobresalientes y tan valiosas, quien siendo abogado, economista, pensador, periodista y militar, estuvo siempre, cuando la Patria lo necesitó . Hoy a 38 años de la “Gesta de Malvinas”, a 200 años que nos dejara materialmente "Don Manuel", nos regala a los nuevos Héroes de nuestra Nación. Aquellos hombres que lo dieron todo sin pedir nada a cambio, aquellos hombres que lograron encontrar la existencia de un motivo superior más allá de su propia vida, por la cual despertarse cada mañana y desde sus trincheras, desde el aire, desde el mar, entre las luces de las bengalas , los ruidos del dolor, sobre el Estrecho de San Carlos, de Puerto Argentino, de Darwin-Pradera del Ganso, desde Monte Longdon, de Monte Tumbledown, desde Dos Hermanas, Monte Harriet, Cerro Wireless o Colina de la Radio, pudieron y supieron defender a su Patria.
Aquellos que se han quedado custodiando nuestras islas y mares. Aquellos que han vuelto y hoy siguen librando nuevas batallas, luchando contra nuevos fantasmas en la que la Pandemia, las enfermedades, no logran rendirlos, ni quebrarlos. Siguen hoy, honrando al “Creador de la Bandera”, ofrendando su vida, saliendo de sus hogares, ayudando como siempre al que más lo necesita, en los merenderos y comedores barriales.
Durante mucho tiempo, nos han mostrado una imagen triste y oscura de Malvinas, pero con estos gestos y actos heróicos, hoy se puede decir que : “Malvinas nos dejó grandes luces, que nos custodian y nos iluminan.”
Estos grandes Hombres , fueron elogiados por el mundo entero, incluso, por los mismos Generales ingleses. A muchos de ellos, los han convocado para dar cátedra de las Hazañas militares argentinas realizadas en Malvinas, que hoy nos llenan de orgullo a nuestro país frente al resto del mundo, no justamente por el armamento, sino por los actos de arrojo, con estos ejemplos tan claros de vida. De esta manera no podremos fracasar, ya que justamente debemos forjar ciudadanos comprometidos con su tierra, su destino, su cultura, su educación y su Patria.
Es curioso que en lugar de jactarnos de nuestros valientes, desconozcamos hasta sus nombres y sus historias. Justamente ellos son quienes deberían estar nombrados con orgullo, en nuestras calles, avenidas, escuelas, bibliotecas, museos, hospitales, plazas, en estaciones de tren y subte. Y nos quedamos pensando...que ya han pasado 38 años y recordamos muchas veces, solo el plantel completo de un equipo de fútbol, como si no tuviéramos “Historia”. Porque un país sin “HISTORIA” , es condenado a la mediocridad, a la frustración, desilusión, desesperanza, y al desengaño, como así también la guerra a la vez, es la gran demostración del fracaso del diálogo, de la reflexión de toda la Humanidad.
Creo que a los argentinos nos han robado muchísimas cosas, pero lo que no nos han podido robar es nuestra “Historia”. Tenemos la obligación de difundirla, de leerla, de proclamarla, de exigirla y de gritarla. Somos argentinos hasta la médula, con los colores que nos dejó “DON MANUEL”, con ese azul-celeste y blanco, eternamente.
Nora Patricia Kenny, Directora De la Escuela Nº 14 D.E. Nº 1

Estadísticas

3325731
Hoy:
Este Mes:
4747
52771

13-07-2020

 ¡Consulte aquí dónde
retirar su ejemplar!