El tiempo por Tutiempo.net

Se continúa trabajando en la integración y urbanización del Barrio 20 de Villa Lugano, en la Comuna 8.

El Barrio 20, se encuentra delimitado por la Av. Escalada, Av. General Fernández de la Cruz, Larrazábal, José Batle y Ordóñez, de Villa Lugano perteneciente a la Comuna 8, y allí viven más de 28.000 personas en familias distribuidas en 30 manzanas.

Según ley aprobada por la Legislatura porteña en 2016, el Gobierno de la Ciudad, a través del Instituto de la Vivienda, ha emprendido la tarea de integración y urbanización del barrio, con la construcción de 1.665 viviendas, el mejoramiento de 3.000 viviendas ya existentes, apertura de calles para lograr mejor accesibilidad, obras de electricidad y alumbrado público, agua corriente, cloacas, bocas de tormenta, rampas y arbolado.

La apertura de estas dos calles, se gestionó en la Mesa de Gestión Participativa, donde los vecinos con sus representantes barriales, acuerdan con el Instituto de la Vivienda y los organismos oficiales de la Ciudad.
En tres años de trabajo intensivo ya se han trasladado 57 familias que vivían en las calles Miralla y Corvalán, a las nuevas viviendas construidas en el predio denominado “Papa Francisco”.

En el equipo del Instituto de la Vivienda que está trabajando en estas obras están Christian Libonati y Facundo Rouco, quienes hablaron acerca de las obras que se están realizando.

Christian Libonati dijo: “Aunque durante la pandemia la emergencia nos encontró trabajando en distintas actividades junto a los vecinos, como acompañar el DetectAR, entrega de módulos alimentarios y las campañas de concientización, seguimos adelante con la apertura de las calles Corvalán y Miralla y distintas obras de infraestructura. Estamos trabajando en la urbanización del barrio para generar que el barrio esté más conectado y a su vez, que los vecinos y las vecinas tengan mayor dignidad”.

Y Facundo Rouco por su parte expresó: “Lo que hacemos es coordinar todas las obras que llegan al barrio de infraestructura, apertura de calles, apertura de espacios comunes, que además de ser beneficios suponen cambios y dificultades cuando hay una obra de por medio. Entonces yo lo que hago es articular estas obras con las necesidades de los vecinos y vecinas. Para finalizar diciendo:

“La verdad es que este proyecto lleva tiempo, pero cada pequeño paso que damos mejora la vida, y eso es una alegría terrible para nosotros como equipo. Por ejemplo, la apertura de Corvalán implicó mayor conectividad para el barrio, mayor espacio para traer servicios y eso en parte funciona como aliciente en un proyecto tan largo, porque vemos el impacto que genera y recordamos como estábamos hace 2 o 3 años y decís: vale la pena, ¿no?”.

Estadísticas

3837874
Hoy:
Este Mes:
1290
84360

28-11-2020

 ¡Consulte aquí dónde
retirar su ejemplar!