El tiempo por Tutiempo.net

El polifacético pintor, ceramista, escultor, mulista, escritor, compositor y constructor uruguayo Páez Vilaró, fallecio en su querida Casapueblo.

El 24 de febrero en su tan querida Casapueblo dejó de existir el polifacético pintor, ceramista, escultor, mulista, escritor, compositor y constructor uruguayo Páez Vilaró.
Había nacido en Montevideo el 1º de noviembre de 1923 y parte de su juventud la paso en Buenos Aires, regresando a Montevideo a los 20 años donde descubrío las comparsar del Barrio Sur, de las cuales se enamoró y formo parte de ellas por casi 70 años. El pasado 14 de febrero, tras 9 años de ausencia debido a problemas de salud, nuevamente formó parte de la comparsa Yambo Kenia, siendo uno de sus principales protagonista, sabiendo quizás muy en su interior que está sería su última vez.
Como presagio una semana antes de su deceso había publicado un artículo en el diario uruguayo “El País” en el que anunciaba el fin de su "aventura entre tambores", el instrumento que caracteriza la música del carnaval.
"(Fue) un final que nunca quise aceptar, pero que la vida nos obliga a cumplir", confesó. Detalló además que su intención fue retirarse dándose "un baño de pueblo", en alusión al tinte popular de esta fiesta, una de las más queridas del calendario nacional.
Hijo de una familia adinerada, dedicó su obra pictórica a la cultura de raíz africana que rodea el Carnaval uruguayo. Para poder vincularse mejor con este mundo y plasmarlo en su pintura y el tambor, se fue a vivir a un "conventillo" (vivienda colectiva) llamado Mediomundo, en el populoso Barrio Sur montevideano, donde se celebran las denominadas Llamadas del carnaval
Recorrió África pintando murales en lugares tan pintorescos como palacios presidenciales y, en coincidencia con el histórico proceso de independencia de aquel continente, al llegar a la segunda mitad del siglo 20.
En 1967 cerró el Festival de Cine de Cannes con un filme documental sobre aquellas peripecias titulado Batouk. Antes, en 1960, había pintado en la sede de la Organización de Estados Americanos (OEA) en Washington el mural Raíces de la paz, considerado entonces el más largo del mundo por sus 162 metros.
En 1972 vivió una de sus experiencias vitales más intensas cuando su hijo Carlos Miguel sobrevivió a la famosa "tragedia de los Andes", el accidente aéreo de un equipo de rugby uruguayo que luego fue llevado al cine. El nunca perdió la fe en encontrarlo, y fue el motor de la búsqueda que se dio en ese momento, jamás bajo los brazos y no paró hasta lograr encontrar a los sobrevivientes del accidente.
Paez Vilaró se dio el lujo de conocer a Pablo Picasso, Salvador Dalí, Andy Warhol, Fidel Castro o Brigitte Bardot. También es uno de los pocos uruguayos que tienen una placa con su nombre en el Espacio de los Soles, en la calle peatonal Sarandí de Montevideo.
Vivía y trabajaba en Casapueblo, ubicada en Punta Ballena, a 13 kilómetros de Punta del Este. Casapueblo es una fantasiosa construcción que funciona como hotel en la confluencia del Río de la Plata y el Atlántico. Con los años se ha convertido en una de los principales atracciones turísticas de la zona y fue allí donde cerró sus ojos.

Estadísticas

4869640
Hoy:
Este Mes:
3647
129570

25-07-2021

 ¡Consulte aquí dónde
retirar su ejemplar!