El tiempo por Tutiempo.net

Los bomberos de la Ciudad nos recuerdan las normas a seguir durante el invierno para evitar intoxicaciones con monóxido de carbono.

Los Bomberos de la Ciudad nos dan consejos para mantener en buen estado nuestros artefactos para calefaccionar en épocas invernales.

En el barrio de Parque Avellaneda, se encuentra la oficina de operaciones en el lugar de la Compañía Técnico Pericial se exponen todas las fallas en las instalaciones, ventilación y funcionamiento de los artefactos de gas.

Estos técnicos del cuerpo de Bomberos de la Ciudad están a cargo de las pericias ordenadas por la justicia en casos de intoxicaciones.

Se aconseja hacer revisar por un gasista matriculado los artefactos como estufas, cocinas, termotanques, y calefones, para que constate que se encuentran en condiciones de ser utilizados sin riesgo, a pesar de lo cual en caso de algún escape se recomienda llamar inmediatamente al 911.

También se debe tener en cuenta el peligro cuando vemos manchas negras en las paredes, que significa que se está liberando monóxido de carbono, así como algún malestar estomacal que se puede confundir con alguna comida, y en realidad se debe al monóxido en el ambiente.

El subcomandante Martín López Calvo, a cargo de la Oficina Técnico Científica explicó: “Estas evidencias visibles son de gran importancia para darse cuenta del peligro ya que la combustión no tiene olor ni ruido, por lo cual al monóxido de carbono se lo conoce como el “asesino silencioso”. Esas manchas negras que pueden quedar en paredes o en los aparatos quiere decir que se está liberando monóxido de carbono en el ambiente. Como primera medida, que un gasista matriculado revise una vez por año, especialmente ante la llegada del frío, todos los artefactos de gas, tanto calefones, termotanques, cocina y estufas, y también la correcta instalación de rejillas de renovación de aire y ventilación”. También comentó que el cuerpo da señales de la intoxicación, agregando: “A veces uno siente malestar estomacal y lo endilga a algo que comió y le cayó mal o un ataque al hígado, pero en realidad la persona está intoxicándose con monóxido de carbono”.

A continuación el 2do jefe de Siniestros, subcomandante Eduardo Jamur, sostuvo que muchos siniestros de producen por "tubos tapados con nidos de pájaros o restos de mampostería, caños achatados o con los sombreros aplastados. Por más que uno salga al exterior y respire aire fresco, al volver al ambiente contaminado la intoxicación continúa y se incrementa el riesgo de perder la vida, ya que el monóxido no es percibido por nuestros sentidos”.

Los Bomberos de la Ciudad Recomiendan:
- Un gasista que controle los artefactos cada año.
- No usar braseros. Estos están prohibidos.
- No utilizar la cocina para calefaccionar.
- No utilizar caños corrugados para salida de los artefactos.
- Controlar que los cerramientos no impidan la salida de los gases de los artefactos.
- En caso de emergencias y dudas llamar al 911.