El tiempo por Tutiempo.net

El canil de la Plaza Echeverría fue reubicado y reacondicionado para que las mascotas tengan un espacio más grande y limpio donde puedan divertirse.

Hasta hace unos meses la Plaza Echeverría contaba con un canil del lado de Nahuel Huapí, entre Triunvirato y Capdevilla, pero ante la falta de cuidado que venía teniendo por parte del Gobierno el mismo fue dejado de lado y los vecinos comenzaron a pasear a sus mascotas dentro de la plaza.

Tierra removida, los bancos rotos, tacho de basura sin bolsa y un poste “decorativo” que antes servía para retirar bolsas para juntar el excremento de los animales. Así es como estaba de desaseado el antiguo canil.

Visibilizando esta problemática, la Junta Comunal 12 tomó la iniciativa de remodelarlo completamente y de paso trasladarlo a otra parte de la plaza, más precisamente a la esquina de Bauness y Pedro I. Rivera. Algunos vecinos se pronunciaron en contra debido al gran movimiento de transeúntes y vehículos que circulan allí, mientras que otros estaban a favor debido a que el espacio sería mayor para que las mascotas puedan jugar libremente.

Las obras finalizaron y el canil no es ni la sombra de los que era el anterior. Para empezar todo el cercado, que antes solo era de rejas y debido al constante meo los mismos se oxidaban y rompían, fue constituido con hormigón y armando un asiento con el mismo, de esa forma todos los dueños de las mascotas tienen un lugar para sentarse y las mascotas no podrán romper ese “cercado” con la orina.

Lo más llamativo del nuevo canil es su piso, el mismo está hecho de goma y permite un rápido filtrado de los líquidos, evitando así el acumulo de agua (algo muy criticado en el viejo canil, especialmente los días de lluvia). En concordancia con esto se puede destacar el nuevo bebedero para las mascotas que no cuenta con una fuente, sino con dos canillas, una más alta que la otra.

Los juegos para los perros siguen siendo el atractivo principal, desde la mítica rampa que sube y baja, hasta los barrotes donde nuestras mascotas podrán zigzaguear o cruzar como si de un túnel se tratara. Incluso hay una nueva atracción (pero que a mi parecer no creo que dure mucho) y se trata de un neumático colgado con cadenas para que nuestros amigos caninos salten por él.

Para entrar al canil hay que cruzar dos puertas, en la primera encontramos un tacho de basura, mientras que en la segunda se encuentra el famoso poste con las bolsas de residuo para que el dueño levante el regalito que le dejó su perro.

Estadísticas

4870038
Hoy:
Este Mes:
4045
129968

25-07-2021

 ¡Consulte aquí dónde
retirar su ejemplar!